21 Abr

EVALUACION DE IMPACTO Y GESTIÓN SOCIAL COMO MEDIDA DE RENDICIÓN DE CUENTAS

La introducción de la Evaluación de Impacto Social implica un cambio de paradigma en el desarrollo de proyectos de energía e industria eléctrica. Esta evaluación sigue siendo una medida incomprendida en su potencial por desarrolladores, las comunidades y agentes gubernamentales de distintos niveles.

Los operadores de este tipo de proyectos, cuentan con décadas de trayectoria en las que han manejado las relaciones con comunidades de una forma que les ha dado resultados. Usualmente, la negociación se da con un líder social o con un puñado de ‘representantes’ morales de las comunidades.

Este tipo de negociaciones está asociada a conflictos, pues la falta de claridad y transparencia en los acuerdos, así como las demandas de los líderes de comunidades no siempre están basados en un sentimiento o necesidad general.

Los acuerdos con autoridades también se desarrollan sin un método o datos que los fundamenten. El desarrollador entiende que es con la autoridad en turno que se debe negociar, y ante eventuales cambios de administración, los acuerdos alcanzados suelen resultar insuficientes. No se cuenta con parámetros para determinar la efectividad de la inversión social.

 

EL NUEVO PARADIGMA en el trato con las comunidades y manejo de los impactos sociales es un proceso inclusivo e integral, que implica un diagnóstico y beneficio a la comunidad como tal y no a grupos o individuos.

Al impulsar este cambio de paradigma y la aplicación adecuada de las Evaluaciones de Impacto Social, el gobierno da señales de desarrollo sustentable. De esta manera, también minimiza el descontento social que atrae atención negativa de funcionarios internacionales.

Este cambio nos compete a todos, en la medida que buscamos que beneficie a la industria y al país. Aparte de cursos técnicos, debe haber esfuerzos adicionales por promover realmente el cambio de paradigma. Malos consultores y desarrolladores que se evitan el trabajo de campo para disminuir costos, ponen en riesgo el espíritu de este paradigma.

Necesitamos generar y difundir buenos ejemplos, casos de éxito en nuestro contexto mexicano, fomentar que las empresas reporten públicamente sus esfuerzos sociales y evitar que este ámbito del desarrollo energético, permanezca dentro del terreno de lo privado.

23 Mar

Retos de la Evaluación de Impacto Social en México

 

La Evaluación de Impacto Social (EIS) ofrece la posibilidad de tener beneficios sociales casi inmediatos e idealmente duraderos en las Áreas de Influencia de desarrollos energéticos.

 

Su incorporación en la legislación probablemente obedeció a la tendencia de mejores prácticas internacionales. Estas prácticas están asociadas también a requisitos para obtener financiamiento y contribuyen a dar certidumbre a inversionistas. Finalmente la regulación de la Evaluación de Impacto Social pasó casi desapercibida así como el potencial positivo que implica.

 

Algunos de los retos a considerar son:

 

1) No hay claridad en las Disposiciones Administrativas de este trámite y hasta 68% de las solicitudes de evaluación tienen retraso.

2) La oferta de servicios y la calidad de las evaluaciones es muy variada.

3) La cobertura en medios suele ser negativa.

4) Las EIS no son públicas por lo que no podemos saber si el dictamen social es adecuado y si las medidas de mitigación o ampliación de efectos positivos son proporcionales, adecuadas o justas.

5) No queda claro el papel y alcances de la Secretaría de Energía sobre todo en la etapa de monitoreo. Al ser de carácter confidencial, como sociedad no se puede dar seguimiento ni favorece la rendición de cuentas empresariales.

 

En conclusión, es necesario determinar en qué nivel deseamos quedarnos como gobierno, inversionistas, consultores y sociedad: en el nivel superficial en el que la EIS constituye un engorroso trámite o en el nivel de ir a fondo e integrarlo como una medida para el desarrollo sustentable de las comunidades y del negocio mismo.

16 Mar

Caracterización y Valoración de Impactos Sociales en Proyectos de Energía

El propósito de la Evaluación de Impacto Social es identificar, caracterizar y analizar las consecuencias de cada potencial impacto que tiene un proyecto energético.

Es necesario abrir el espectro de estudio y que no basten los datos sociodemográficos publicados en fuentes que, por lo general, tienen varios años desde que se analizaron. Es por esto que la participación de la comunidad en el proceso de valoración de impactos y medidas de mitigación es fundamental.

Las dimensiones en las que pueden generarse impactos son:

Cambios migratorios: gente que acude al sitio del desarrollo en busca de oportunidades laborales o gente que emigra del lugar, por los impactos y efectos generados por el proyecto.

Uso de suelo: principalmente cuando se adquieren terrenos de uso agrícola.

– Compensaciones monetarias: pueden generar rivalidad dentro de la comunidad.

Competencia por recursos naturales: como el agua o mantos acuíferos que pueden resultar contaminados.

Intervención de zonas de importancia cultural o espiritual para la comunidad.

 

El hablar de impactos es asociado, por lo general, al aspecto negativo, pero es importante considerar aquellas mejoras que pueden suponer para la comunidad la presencia de los desarrolladores y el proyecto mismo.

 

Existen 3 criterios para evaluar un impacto:

– Extensión, dividida en Regional, Local o Específica de la obra.

– Magnitud del Impacto, Alta, Media o Baja.

– Duración, si fue de Largo, Mediano o Corto plazo.

 

No es suficiente tener identificados los posibles impactos, sino accionar estrategias para que los impactos negativos sean evitados o mitigados, buscando siempre generar la mínima afectación posible.

Se trata de un proceso de valoración entre la comunidad, el investigador y el desarrollador. Mientras más rápido se identifiquen los impactos potenciales,  más fácil es realizar modificaciones al proyecto, generando menores costos.

Una modificación mínima al proyecto puede evitar malestar entre los vecinos.

Si bien estas evaluaciones son para proyectos específicos, el desarrollo de la industria energética debe buscar las oportunidades de contribuir a un desarrollo social sano y equitativo, buscando sumar fuerzas con gobiernos, organizaciones de sociedad civil y la población general.

01 Mar

RELACIÓN CON COMUNIDADES INDÍGENAS

MEJORES PRÁCTICAS EN LA RELACIÓN CON COMUNIDADES INDÍGENAS

Los beneficios y acuerdos a los que pueden llegar los pueblos y comunidades indígenas en sus tratos con empresas de energía van más allá de lo financiero.

Temas que generalmente son objeto de atención, inconformidad o debate entre comunidades indígenas y empresas desarrolladoras tienen que ver con:

  • Información imparcial. Respeto a la autodeterminación y las condiciones bajo las que se lleva a cabo el proceso de consulta, por el hecho de que la única fuente de información con la que cuentan las comunidades es la empresa desarrolladora.
  • Tenencia de la tierra. La negociación con miembros de comunidades llegando a acuerdos individuales que generan desplazamiento, erosión de núcleos sociales y fuentes de identidad.
  • Recursos naturales y medio ambiente. Comunidades indígenas que manifiestan su preocupación ante los efectos ambientales y de salud atribuidos a siniestros provocados por algún desarrollo.
  • Inmigración. Con nuevos flujos económicos se atraen corrientes migratorias que alteran la forma de vida y tradiciones de las comunidades receptoras.

 

Según el conocimiento generado por IPIECA, la asociación mundial del petróleo y gas, especializada en temas ambientales y sociales, algunos acuerdos de beneficio mutuo pueden incluir:

Empleo. Dar preferencia a miembros de las comunidades indígenas a obtener empleo en cualquier fase del proyecto, ya sea de forma directa o bien ofreciendo productos y servicios para la obra o sus trabajadores.

Desarrollo de habilidades y capacitación laboral. Ofrecer a miembros de la comunidad talleres o cursos que permitan la adquisición de habilidades requeridas en los procesos de construcción u operación de desarrollo de infraestructura energética.

Beneficios financieros. Se prevén tipos de acuerdos directos en compensación monetaria por impactos o por la duración del proyecto. Los tipos de compensaciones financieras pueden tratarse de:

  • Pagos fijos
  • Pagos por adelantado
  • Pagos anuales
  • Pagos únicos
  • Pagos basados en la producción o utilidades generadas
  • Participación accionaria

 

Es importante que las inversiones se hagan de una forma estudiada, con fundamentos en los Estudios de Línea Base Social y el Análisis de Actores Interesados. Es preciso hacer inversiones sociales estratégicas y con un sentido de desarrollo incluyente a largo plazo. Una vez más, se trata de que el impacto positivo generado por las empresas sea de mayor alcance y ambición que sólo cumplir con un trámite o con la obtención de la licencia social para operar de forma inmediata.

18 Feb

Consulta a Pueblos Indígenas

La consulta a Pueblos Indígenas es un elemento central en muchas controversias sociales relacionadas a la construcción de infraestructura, no sólo de carácter energético o hidroeléctrico. La Reforma Energética permitió la inclusión explícita de la realización de la consulta en proyectos del sector energético y la industria eléctrica.

La consulta debe garantizar el derecho a la participación y derechos colectivos como la titulación de las tierras, uso de recursos naturales y determinar sus prioridades de desarrollo, entre otros.

Los principios que deben regir una consulta son:

1) Previa, que anteceda a la toma de decisiones.

2) Libre, sin coerción, intimidación o manipulación.

3) Informada, con conocimiento suficiente y amplio del proyecto.

4) Buena fe, con diálogo genuino entre las partes.

¿A quién se consulta?

Para identificar a pueblos y comunidades indígenas se debe analizar si tienen características comunes como:

  • La conciencia de su identidad indígena.
  • Continuidad histórica con las sociedades pre coloniales.
  • Una experiencia en común de colonialismo y opresión.
  • Ocupación de territorios específicos o un fuerte vínculo con ellos.
  • Sistemas sociales económicos y políticos distintivos.
  • Lengua, cultura y creencias.
  • Determinación de mantener sus entornos ancestrales e identidades.

La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)  es quien determina si hay o no población indígena a partir de un peritaje antropológico y los estudios presentados por el desarrollador al obtener los permisos por parte de SENER.

El proceso de consulta[1]

De acuerdo a entrevistas con personal de CDI, una consulta puede tardar de tres hasta veinticuatro meses siendo el promovente quien la ejecuta en coordinación con las dependencias federales, locales y municipales.

Acuerdo previos.- Las autoridades federales y autoridades representativas de las comunidades y pueblos indígenas convienen sobre la forma en la que se llevará a cabo la consulta.

Fase Informativa.- Se debe garantizar adecuadamente el derecho a la información de los sujetos consultados, particularmente lo referente a las posibles afectaciones sociales, culturales, espirituales, medio ambiente, salud y en general, a cualquiera de sus derechos reconocidos. El tipo de lenguaje y por supuesto, la lengua en la que se transmite esta información debe buscar ser comprensible por la población consultada.

Es necesario dar a los pueblos y comunidades tiempo prudente para analizar la información proporcionada, conocida como la etapa deliberativa.

Fase Consultiva.- Se trata principalmente de Asambleas con sede en las propias comunidades. Las comunidades y sus autoridades tienen derecho a ser acompañados en todo momento por asesores reconocidos por la comunidad de manera escrita.

Después de esta fase, se incorporan mecanismos de Seguimiento de Acuerdos.

Algunos cuestionamientos frecuentes

Uno de los elementos más cuestionados de este tipo de ejercicios es cuándo se considera que realmente se cumple la condición de “consulta previa”, pues organizaciones civiles acusan frecuentemente que el informe se realiza como simulación o trámite cuando incluso ya se encuentra maquinaria operando en la zona.

Algunas interrogantes se refieren a:

  • ¿Es una consulta vinculante?
  • ¿Se requiere el consentimiento de los pueblos y comunidades o el ejercicio de diálogo es suficiente para palomear este requisito?
  • ¿Los acuerdos y el diálogo giran exclusivamente en torno a beneficios o compensaciones económicas?
  • ¿Cómo se puede preservar el patrimonio de identidad cultural?
  • ¿Qué consecuencias hay ante el incumplimiento de acuerdos?

En México aún queda largo camino por recorrer en este tema, pero su introducción asociada a la Reforma Energética es sumamente positiva para la identidad multicultural del país y para revalorizar a los pueblos y comunidades indígenas.

[1] El ejemplo de Consulta para entender todos sus componentes: http://transparencia.energia.gob.mx/transparencia_focalizada/archivos/1.%20Informe%20del%20Proceso%20de%20Consulta%20indigena%20-%20PH%20PUEBLA%201.pdf

 

10 Feb

Análisis de Actores

Análisis de Actores Interesados en la Evaluación de Impacto Social

 

El Análisis de Actores Interesados (AAI) es otro elemento de la EIS. Esta fase va un paso más allá en el nivel de segregación y profundidad de la valoración. En este análisis, se busca caracterizar y profundizar en ciertos grupos o personas que comparten una ideología, intereses o posicionamiento frente al proyecto.

Los Actores Interesados son cualquier persona, grupo o institución que tiene algún interés en el proyecto, que, de forma directa o indirecta, pueden afectar o ser afectada por el curso del desarrollo en cualquiera de sus fases.

En el ámbito de los proyectos energéticos, el AAI se refiere exclusivamente a los Actores Interesados que pertenecen a la comunidad  y no a los actores internos de la compañía, como la teoría originalmente implica.

Los actores pueden ser:

  • Asociación de colonos.
  • Congregaciones religiosas.
  • Grupos o corrientes políticas.
  • Medios locales de información.
  • Sindicatos locales.
  • Autoridades ejidales, locales o municipales.
  • Madres de familia, entre otros.

 

Pero no se limita únicamente a asociaciones sino que puede identificarse también personajes individuales con un liderazgo o nivel de vulnerabilidad importante dentro de su comunidad.

La información de fuentes secundarias y amplias revisiones de presencia web son un buen inicio para identificar a los Actores Interesados. Sin embargo, es imprescindible que el mayor peso de este estudio se encuentre en la investigación de campo, contactando con la comunidad directamente y ponderando quiénes son realmente los Actores para después llevar a cabo un cuidadoso análisis de sus posturas e intereses frente al proyecto.

El Análisis de Actores Interesados involucra el entender atributos tales como el nivel de poder, legitimidad, apoyo, influencia, necesidades y derechos que tienen.  Otra dimensión de análisis tiene que ver con el rol que juegan los Actores en relación con el proyecto. En este sentido, se pueden clasificar en defensores, seguidores, indiferentes, bloqueadores y oponentes.

Es importante también mapear la cercanía o distancia que existe entre cada uno de los Actores Interesados previendo coaliciones en pro o en contra del proyecto deseado.

La utilidad e importancia del AAI radica en lo que se hace a partir de que se hayan identificado, caracterizado y evaluado en cada uno de los Actores, pues con base en ello se establecen directrices de comunicación y entendemos las necesidades o antecedentes de quienes sostienen determinada postura frente al proyecto. En general, resulta una brújula de alto alcance que permite al desarrollador facilitar el relacionamiento y resolución de conflictos en la comunidad.

Este AAI permite:

1)        Conocer necesidades y condiciones de vida dentro de la comunidad.

2)        Prever cómo los impactos afectarán a cada uno de los Actores Interesados.

3)        Desarrollar estrategias de acercamiento, comunicación y conciliación.

4)        Anticipar frentes abiertos para la realización del proyecto en tiempo, forma y armonía.

5)        Establecer un punto de contacto para iniciar relaciones cordiales y construir confianza.

6)        Delinear un Plan de administración o manejo de riesgos sociales en la comunidad.

 

Este esfuerzo tiene mucho mayor alcance que sólo cumplir el requisito de la EIS.  El conocimiento profundo de aquellas personas que pueden resultar afectadas permite que oportunamente se tomen medidas de precaución y si es necesario correctivas que minimicen los impactos negativos o bien maximicen los impactos positivos. Este elemento de la EIS le da a la empresa una señal de por dónde y con quiénes se puede empezar a tener acercamiento y generar aliados dentro de la comunidad.

02 Feb

Estudio de Línea Base

¿Qué es el Estudio de Línea Base?

Como comentamos en el artículo anterior, a raíz de la aprobación de la Reforma Energética, es necesario que todo proyecto de infraestructura energética, ya sea de la industria de hidrocarburos o eléctrica, cuente con una Evaluación de Impacto Social (EIS).

Una buena Evaluación de Impacto Social se basa en la calidad del diagnóstico y análisis de las condiciones socioeconómicas y de la cultura en el área donde se planean operar los proyectos. Esta primera aproximación es el Estudio de Línea Base (ELB) que describe, cuantifica y analiza las condiciones en las que se encuentra el espacio sujeto a ser modificado por el proyecto en determinada área.

El Estudio de Línea Base (ELB) no sólo se dedica a la recolección de información de datos secundarios estadísticos generados por instituciones como el INEGI o CDI, ya que estos pueden no estar actualizados o bien no ofrecer información completa. Idealmente, el análisis del estudio se genera a partir de la integración de información proveniente de:

  • Fuentes secundarias. Son datos generados por instituciones gubernamentales o estudios de caso para organismos internacionales, por ejemplo.
  • Trabajo de campo cuantitativo. Es el levantamiento de encuestas y censo de viviendas en el Área de Influencia Núcleo.
  • Técnicas cualitativas con enfoque participativo. Son grupos de enfoque, entrevistas a profundidad, etnografías en las distintas Áreas de Influencia del proyecto.

 

¿Para qué sirve esta información?

Este análisis es crucial para la Evaluación de Impacto Social, pues constituye un punto de referencia en un tiempo determinado. De esta forma podremos saber cómo se generan los cambios a nivel social, antes, durante y después de la intervención del promovente. A partir del ELB se construyen también indicadores para monitorear el cambio o alteraciones sociales -sean éstas atribuibles o no a la presencia del proyecto promovente.

Los datos obtenidos por el ELB son indispensables para prever y valorar  impactos, así como para encaminar los Planes de Gestión Social de una forma más eficiente para la población. Se constituye así como una fuente de insumos particularmente importante para anticipar y administrar oportunamente riesgos sociales.

Es también el primer acercamiento formal a la población, y en muchas ocasiones, la carta de presentación de la empresa o desarrollador ante la comunidad. La forma, tacto y respeto con que se haga este primer acercamiento puede ser decisivo para establecer el tono de las relaciones con la comunidad.

 

Aquí algunos temas a considerar partir de nuestra experiencia realizando ELB:

  • Acercamiento: Se debe tener muy clara la información que se ofrecerá a los habitantes para justificar la presencia de investigadores en sus comunidades. El acercamiento debe hacerse con mucha sensibilidad para evitar que el ELB sea un detonante de miedos, rumores o resistencias.
  • Tiempo de planeación, ejecución y análisis. El ELB es de amplio espectro, no se sugiere apresurarlo pues de él depende la calidad de la EIS. El diseño del cuestionario, piloteo, diseño de guías de observación, tiempo de contacto, familiarización y reclutamiento de posibles entrevistados es un proceso que debe darse de forma gradual para generar confianza y obtener mejores resultados.
  • Diseño de instrumentos de investigación. El diseño del cuestionario debe ser estratégico. Se debe cuidar su extensión y no tratar de capturar aspectos de la vida privada o de carácter dinámico. Por ejemplo, un cuestionario rara vez refleja las asociaciones o congregaciones populares que pueden activarse en caso de oposición a un proyecto energético. Hay que tener bien claro cuáles son los objetivos que se persiguen con cada uno de los instrumentos, ya sean cuantitativos o cualitativos.
  • La seguridad del personal en campo, especialmente al realizar encuestas o inmersiones antropológicas es un tema a considerar desde la planeación. Esto no se refiere exclusivamente a la presencia de grupos delictivos en las zonas evaluadas, sino a que en ocasiones, las comunidades son muy cerradas y no permiten la presencia de investigadores. Se sugiere siempre que el personal en campo esté debidamente identificado y muestren cartas de presentación ante autoridades locales y líderes morales de las comunidades.
  • Existen localidades o nuevos desarrollos de vivienda que no están actualizados en cartografía oficial disponible, es preciso que se atiendan y consideren aun cuando no se cuente con datos de fuentes secundarias respecto a los mismos.
  • La valoración global de todos los elementos recabados es imprescindible, ver cómo interactúan los datos secundarios con la experiencia en campo. Por ejemplo, en un ELB que realizamos en la zona conurbada de Monterrey, los datos secundarios mostraban un bajo o nulo nivel de pobreza, sin embargo, la fase cualitativa nos permitió constatar carencias intangibles o simbólicas como un fuerte sentido de exclusión y desapego, manifestado en las pocas rutas y frecuencia de camiones, instalaciones de alumbrado público inservibles, etc.
  • El ELB debe ser realizado por un equipo interdisciplinario. Además de expertos en demografía, es preciso tener la mirada de la psicología social para entender elementos de construcción de identidad y reacción al cambio en las comunidades.

 

Por otra parte, es importante mencionar que SENER solicita al promovente conservar toda la documentación que avale que la investigación se haya realizado de acuerdo a lo establecido y a lo reportado, además puede auditar el área, en caso de creerlo conveniente.

Aunado al ELB, el documento disponible públicamente de Disposiciones Administrativas de SENER, establece que en el capítulo de ELB también se incluya un análisis de Actores Interesados “considerando sus derechos, intereses y expectativas, así como sus niveles de involucramiento, importancia e influencia sobre el proyecto”. El nivel de análisis de esta sección de la EIS requiere de mayor profundidad y análisis de distintos factores históricos, sociales, legales, periodísticos, entre otros. Este tema será abordado en nuestro siguiente artículo.

En conclusión, el ELB ofrece la materia prima con la que se trabajará y gestionará la parte social del proyecto de infraestructura. Vale la pena invertir en él tiempo y recursos necesarios, así como promover que los involucrados en la toma de decisiones presten mayor atención para prevenir y gestionar adecuadamente temas sociales en el desarrollo.

26 Ene

Los impactos sociales y la evaluación requerida por SENER

¿Qué es y a quién beneficia la Evaluación de Impacto Social?

La nueva regulación en materia de Hidrocarburos y de Energía Eléctrica establece realizar una Evaluación de Impacto Social (EIS) de forma independiente a la de impacto ambiental. Este requerimiento es nuevo en nuestro país, ya que en ocasiones es solicitado para algunos giros como el desarrollo inmobiliario y de formato.

Tradicionalmente, en nuestro país los intereses de las comunidades, donde se desarrollan proyectos de infraestructura, se han negociado en términos individuales con dueños, ejidatarios o sus líderes y la empresa. En general, no se tiene registro de acuerdos que prioricen el diálogo colectivo o el conocimiento profundo de los interlocutores sino que impera el poder económico como herramienta única o central en la negociación.

Casos emblemáticos como el proyecto del aeropuerto de Atenco, Estado de México, o el proyecto hidroeléctrico La Parota, en Guerrero evidencian que, además de retrasos en operaciones, los proyectos pueden llegar a ser cancelados con fuertes implicaciones económicas, desprestigio para el constructor, generando un alto descontento social y por lo tanto repercusiones políticas significativas en las zonas intervenidas.

La Evaluación de Impacto Social es un recurso de las ciencias sociales que tiene implicaciones positivas vista desde varios ángulos:

En primer lugar, la implementación de esta EIS debe constituir un beneficio para la preservación y beneficio de las comunidades anfitrionas. Es necesario que el desarrollador proponga y accione medidas de mitigación, cordialidad y justicia con las comunidades.

Para las empresas, el hecho de no analizar, prever, procurar y monitorear a la comunidad, tiene costos económicos significativos, de acuerdo a estudios [1] enfocados a las industrias extractivas.

La realización de EIS contribuye también a la reputación del país como un destino de inversiones que ofrece certeza, seguridad y armonía a sus inversionistas, pues constituye un primer paso en la prevención de conflictos sociales.

La Evaluación de Impacto Social, de acuerdo a la International Association for Impact Assessment (IAIA), “incluye los procesos de análisis, monitoreo y manejo de las consecuencias sociales intencionales o no, sean estas positivas o negativas, de intervenciones (políticas públicas, programas, planes, proyectos) planeadas y cualquier proceso de cambio social provocado por estas intervenciones”.[2]

La EIS requerida por SENER consta de varias etapas: diagnóstico, análisis y propuesta de manejo de impactos sociales, incluidos mecanismos de monitoreo, entre otras. Los impactos sociales están relacionados a la alteración o modificación de:

La forma de vida de la gente Cómo viven, juegan, trabajan o interactúan de forma cotidiana
Su cultura Creencias, costumbres, valores y lenguaje o dialecto
Su comunidad Cohesión, estabilidad, carácter, servicios, instalaciones
Su sistema  político El grado en que la gente puede participar en decisiones que afectan sus vidas, el nivel de democratización que se geste en el lugar y los recursos dados para este propósito
Su ambiente La calidad del aire y del agua que la gente usa, el nivel de riesgo, polvo o ruido al que están expuestos; qué tan adecuados son los aspectos sanitarios, su seguridad física, el acceso a o control de recursos naturales
Su salud y bienestar Salud concebida como un estado de bienestar bio-psico-social-espiritual, y no simplemente la ausencia de enfermedad
Sus derechos personales y de propiedad Particularmente si la gente está siendo afectada económicamente o experimentando desventaja personal que puede incluir violación de sus libertades civiles
Sus miedos y aspiraciones Sus percepciones sobre su seguridad, sus miedos sobre el futuro de sus comunidades, sus aspiraciones futuras y las de sus hijos

 

Todas las intervenciones generan impactos, la diferencia está en la magnitud de los mismos y en el hecho de tenerlos o no detectados con el fin de minimizarlos, encontrar la mejor manera de mitigarlos y/o manejarlos adecuadamente. Es importante enfatizar que también hay impactos positivos, que ya sean intencionales o no, deben magnificarse.

¿Cómo canalizar estos impactos para mantener un equilibrio social y fomentar el desarrollo equitativo al mismo tiempo que la empresa desarrolladora logre sus objetivos?

La EIS representa, más que una forma de cumplir un trámite, una oportunidad para prever, entablar y sostener una relación basada en el cuidado y respeto de las comunidades, sus intereses y el medio ambiente, al mismo tiempo que cuida los intereses de la empresa desarrolladora. Al realizar una EIS se busca generar negociaciones en equilibrio de poder, de conocimiento y de responsabilidades, manteniendo una visión empresarial y gubernamental de respeto y promoción de los derechos humanos.

 

[1] Davis, Rachel and Daniel M. Franks. (2014) Costs of Company-Community. Conflict in the Extractive Sector. Corporate Social Responsibility Initiative. Consultado el 30 de abril de 2016 en http://bit.ly/1Wk8aBU

[2] http://bit.ly/24I1hiZ

10 Mar

¿Por qué nos debe importar la postulación de México a la iniciativa EITI?

20160224_090351-1

México presentó recientemente su candidatura para formar parte de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas -EITI por sus siglas en inglés, ¿Por qué es este un esfuerzo relevante?


  • Porque la corrupción y falta de transparencia son los principales cuestionamientos que tenemos los mexicanos en negocios que involucran a la iniciativa privada y al gobierno. Formar parte de esta EITI nos permitirá saber de dónde vienen y por dónde se van los pesos generados en el sector.

 

  • Porque involucrar en el Grupo Multipartícipes Nacional a tres agentes fortalece la certeza y confiabilidad de la información presentada, estos son:
    • Representantes del gobierno,
    • Empresas Productivas del Estado e Inversionistas Privados,
    • y distinguidas Organizaciones de la Sociedad Civil que ya han consolidado la confianza entre los ciudadanos.

 

 

  • Porque engloba a las industrias extractivas. Constituye un paso adelante en materia de transparencia también para el sector minero que ha sido poco estudiado en México en cuanto a los beneficios reales que deja a las comunidades y al país, así como en el cumplimiento fiscal.

 

  • Porque saber cómo se obtienen los recursos y cómo se decide o distribuye el gasto incrementa la confianza de todos los actores relevantes incluidos los propios ciudadanos e inversionistas potenciales.

 

  • Porque con este tipo de iniciativas se transmite la idea de que con la Reforma Energética se pueden y quieren hacer las cosas bien desde el arranque.

 

 

La iniciativa EITI enfatiza en la transparencia de aspectos fiscales, buscando así evitar algunos tipos de corrupción como desvío de recursos, sin embargo se deben encontrar más herramientas para prevenir y detectar otras variantes como el tráfico de influencias o el uso ilegal de información, entre otras.

Por otra parte, como indica el documento de Avances en el Proceso de Adhesión, dentro de los retos identificados que deberá encarar el sector de hidrocarburos (y no exclusivamente la minería) están los impactos sociales así como el respeto a las comunidades y territorios indígenas del país.

A Zsea Investigación le entusiasma la iniciativa EITI y los esfuerzos que realiza el Grupo Multipartícipe pues la consideramos un elemento sólido y confiable para conocer cuál es el beneficio social que dejan este tipo de industrias a nivel comunidad, municipio, estado o país. Los datos que de ella emanen nos ayudarán a dilucidar cómo beneficia hacer este tipo de negocios a México y cómo las ganancias se traducen en mejores condiciones de vida para los mexicanos.

-Ana Suárez Zamudio

 

-> Información contextual sintetizada ofrece SENER en este documento sobre Avances en el proceso de adhesión de México a la Iniciativa -> http://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/58733/EITI-M_xico_Avances_Febrero_2016.PDF

22 Ene

México presentará candidatura para integrarse a la EITI

El Secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell anunció como un logro de la Reforma Energética alcanzado en 2015 la postulación de México para integrarse a la  Iniciativa de Transparencia de Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés).

Pero … ¿Qué es el EITI?

Es una Iniciativa Global que promueve las prácticas transparentes en sectores industriales que incorporan actividades como la extracción de hidrocarburos y minería. De acuerdo a Clare Short, Presidenta del Consejo, la premisa bajo la que se rige su actuar es que “la riqueza proveniente de los recursos naturales de un país debe beneficiar a todos los ciudadanos y que esto exigirá altos estándares de transparencia y rendición de cuentas.”

Sus principios se centran en los siguientes supuestos:

La canalización de los ingresos económicos resultado de la explotación de recursos naturales debe contribuir al desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza.

  • Los gobiernos tienen dentro de su poder y facultades canalizar estos ingresos adecuadamente para promover los intereses de su desarrollo nacional, a través del respeto a la transparencia, mejorar la gestión de las finanzas públicas y la rendición de cuentas.
  • Es necesario dar difusión a esta información de tal forma que la ciudadanía pueda involucrarse en un debate público para lograr el desarrollo sostenible.
  • Esto incluye la transparencia financiera: revelar públicamente los pagos e intereses abarcando a todas las empresas de las industrias extractivas que desarrollan operaciones en el país.

Actualmente 49 países implementan los requerimientos de la EITI, tales como Noruega, Perú, Indonesia y Guatemala. Países como Colombia, Estados Unidos y el Reino Unido han sido aceptados como candidatos.
Se trata de una iniciativa  “multipartícipe”: gobierno, empresas y sociedad civil están involucradas en los procesos. En el caso mexicano los representantes de la sociedades civil para supervisar la implementación de la EITI son Transparencia Mexicana y Fundar.

Con esta candidatura, los inversionistas y ciudadanos podremos esperar contar con información clara y transparente sobre:

  1. marco jurídico y régimen fiscal
  2. la situación resumida de las industrias extractivas
  3. la contribución de las industrias a la economía
  4. los datos de producción
  5. la participación de Estado en las industrias extractivas
  6. las asignaciones de ingresos y sostenibilidad de los ingresos
  7. los registros de licencias y concesiones de licencias
  8. toda disposición aplicable a los beneficiarios reales
  9. los contratos.

El interés de México de formar parte de este tipo de iniciativas da idea de un compromiso con la legalidad y la implementación de medidas anti corrupción para futuros y actuales inversionistas. Simultáneamente es necesario que sea un tema del que se apropie la sociedad civil en su forma más amplia, que nos permita dar seguimiento al beneficio social que deja la Reforma Energética a comunidades específicas de nuestro territorio y una evaluación de cómo se canalizan los beneficios económicos a la totalidad de la población.

México presentaría su candidatura en la próxima conferencia internacional del EITI, que se celebrará los días 24 y 25 de febrero de 2016 en Lima, Perú. En caso de ser admitido como Candidato, pasaría por un proceso de Validación de dos años y medio.

Zsea Investigación en su interés de encontrar la mejor aplicación de la Reforma Energética a las comunidades de nuestro país estará presente en esta conferencia del EITI.

Fuentes: